Programa de
Atención Socio Afectiva

El programa.

El Programa de Acompañamiento Socio-Afectivo (A.S.A) de Fundación de las Familias, es un espacio que brinda apoyo emocional a las personas y familias a lo largo del país. Surge en el año 2020, en el contexto de la pandemia por COVID-19, para ayudar en las dificultades en salud mental sufridas por la población, producto de la crisis sanitaria.
Se ejecuta por un equipo coordinador, bajo la dirección de Psicóloga Magister Ana María Solis; y los psicólogos Cristóbal Gamboa; Santiago Honorato; y Andrés Lavandero.
Este programa ofrece la posibilidad de pasantías y prácticas clínicas que incluyen: atención remota de pacientes (chat y telefónico), supervisión, seminarios clínicos y trabajo en red.
Las y los beneficiarios del programa ASA, son personas adultas, jóvenes, niños, niñas y adolescentes, que necesitan algún tipo de primera atención clínica, para orientarse o recibir contención, así como para ingresar en dispositivos de atención psicológica especializada cuando se requiere.
Está orientado a todas las personas residentes en cualquier territorio de Chile donde haya señal para hablar vía whatsapp o telefóno.
El programa también existe asociado a los Centros que opera la Fundación, prestando los servicios de un especialista en el área de la psicología clínica para orientaciones.

Formación y supervisión.

El programa cuenta con varias horas dedicadas a la formación de las y los pasantes. Se ofrecen seminarios recurrentes dedicados a temas de interés para el oficio clínico con invitados de renombre. También, se ofrecen horas de trabajo académico en la forma de un grupo de estudio, con bibliografía especializada, y de seminarios de construcción de casos, bajo la coordinación de un profesional capacitado.
El programa cuenta con la supervisión especializada, y gratuita para las y los pasantes, de Ana Maria Solis, psicoanalista miembro de la Nueva Escuela Lacaniana, y la Asociación Mundial de Psicoanálisis, y otros profesionales invitados.
Finalmente, se ofrecen reuniones clínicas mensuales y también un espacio para la presentación de casos propios, resguardando la confidencialidad de los pacientes. La atención de pacientes se rige por el código de ética del colegio de psicólogos y los derechos y deberes del paciente.

Convenios.
El programa apoya a otras instituciones en el marco de convenios, marcados por una colaboración mutua a fin de abarcar mejor la demanda de atención psicológica que ha surgido actualmente.